Teléfono: 954 22 58 74 

Sede Canónica

conven-1El Convento de San Buenaventura nace en el año 1.600, con el principal cometido de albergar un Colegio dedicado exclusivamente a la enseñanza de los componentes de la Orden. Se instaló inicialmente en unas casas de la calle del Mar (hoy García de Vinuesa), trasladándose cinco años más tarde a su emplazamiento definitivo, sobre un terreno de huertas cedido por el convento de San Francisco, aunque con total independencia de éste. El edificio, que iba de calle Catalanes (actual Albareda) a la de Vizcaínos (ahora Fernández y González), constaba de tres patios e iglesia, que comunicaba con el colegio mayor a través de la huerta.

La institución se encargaba de la preparación teológica de sus alumnos, haciendo hincapié en la defensa y difusión del Cristianismo, pues los franciscanos eran los responsables de la evangelización, no solo de España, sino de América, Filipinas y Tierra Santa.

conven-2El siglo XIX supuso un auténtico desastre para el convento. Durante la ocupación francesa,  fue utilizado como cuadra, quemando de camino el retablo mayor y los altares. Expulsado el invasor, los religiosos fueron exclaustrados durante los períodos 1.810-1.814 (revolución liberal), 1.820-1.823 (trienio liberal) y en 1.833, primero por la Desamortización de Mendizábal y más tarde por las guerras carlistas, no siéndoles devueltos sus bienes hasta 1.892.

Durante estos períodos, el convento fue vendido y casi derribado por completo; incluso la iglesia perdió la nave del Evangelio para hacer sitio al trazado de la calle Bilbao.

El templo se comenzó a construir en 1.622, según diseño de Diego López Bueno. El exterior es muy sencillo, debido a que la portada no llegó nunca a terminarse, mostrando un vano de buen tamaño, adintelado, con dovelas bien marcadas a su alrededor. Sobre el vano hay un pequeño ventanal que ilumina la zona del coro, rematado todo con una espadaña que apenas se ve debido a la estrechez de la calle.

El detalle más artístico de la fachada es, con diferencia, el retablo cerámico de la Virgen de la Soledad, enmarcado con yeserías que representan motivos vegetales, así como dos querubines que figuran bajo la Virgen. Es obra de Enrique Orce, siendo instalado en 1.951, con motivo de la conmemoración del primer Centenario de la incorporación de la Virgen de la Soledad a la Hermandad de la Santa Cruz.

Cuando entramos en la iglesia, podemos comprobar que es de forma rectangular, con solo dos naves, principal y Epístola, separadas por robustas pilastras toscanas que sostienen arcos de medio punto. La bóveda de la nave central es de cañón, sostenida por arcos fajones, en tanto que la del crucero es de media naranja sobre pechinas.

En el muro de la Epístola se encuentra el altar del Santísimo Cristo de la Salvación. Tras la imagen de nuestro Titular, un marco entelado de rojo protegido por una verja semicircular.

conven-4conven-3En una de las pilastras de esta nave de la Epístola podemos contemplar un relieve policromado que nos muestra la escena de La Estigmatización de San Francisco, procedente de la Casa Grande, datado en 1.599 y atribuido por unos a Martínez Montañés y por otros a López Bueno.

Ya no hay más retablos en esta nave hasta la esquina que forman la cabecera y la zona del muro más próxima a ella, que forman la Capilla Sacramental. Allí se observan dos arcosolios profusamente decorados con pinturas al fresco, tanto en el intradós como en las pilastras y la bóveda de media naranja con pechinas que éstas sostienen. 

El retablo de nuestra derecha, en el muro, es neobarroco y acoge a la Virgen del Patrocinio, tallada en 1.726, procedente de la Casa Grande de San Francisco. En el ático vemos una pintura que nos muestra a la Virgen de la Cinta.

El retablo de Nuestra Señora de Guadalupe ocupa la zona de la cabecera de la nave. La imagen de la Virgen se debe a Juan Abascal Fuentes, discípulo de Sebastián Santos Rojas, tallada en 1.960. Es una réplica exacta de la Patrona de Extremadura y Reina de la Hispanidad.conven-5

De pequeño tamaño (102 centímetros sin contar la corona del taller de Borrero), está esculpida en su totalidad, aunque se la presenta siempre vestida con variedad de sayas, mantos y accesorios. Su culto fue promovido, como suele ser habitual en estos casos, por un grupo de extremeños residentes en Sevilla, siendo aprobadas sus reglas en 1.959. La Hermandad de Gloria resultante procesiona por las calles de la feligresía el 8 de septiembre y se encuentra hermanada con nuestra Corporación.

En la nave central del templo podremos admirar el Retablo Mayor, obra neobarroca de José Fernández, de 1.775, que procede de un convento de Osuna. Consta de banco, un solo cuerpo con tres calles y ático. En la hornacina central se venera la imagen de la Inmaculada Concepción, “La Sevillana”, tallada por Juan de Mesa y Juan de Astorga (este último autor de las manos), que procede de la desaparecida Casa Grande de San Francisco. A los lados, san Diego de Alcalá (atribuida a Martínez Montañés) y San Buenaventura 

Se sitúan en el ático dos relieves policromados: un grupo escultórico que representa a La Santísima Trinidad coronando a la Virgen y, debajo, La Asunción de la Virgen, a cuyos lados vemos dos ángeles que acompañan a San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán.

Volviendo al retablo, vemos que presenta abundantes figuras de ángeles y santos, en su mayoría franciscanos: San Miguel, San Pascual Bailón, San Roque, San Juan Nepomuceno y San Lorenzo. 


convent-9El calificativo de “La Sevillana” de esta Inmaculada tiene su origen en una leyenda popular. Sucedió que una noche entraron ladrones en el convento y robaron todas las joyas de la Virgen. Se hicieron cultos pidiendo donativos para poder restituir lo robado y, en una ocasión en que el párroco pedía desde el púlpito dinero para este fin, entre los asistentes se levantó una voz que dijo: “No hace falta dinero, porque la Virgen es tan bonita y tan sevillana que no necesita alhajas”. Nunca se supo es si el que habló lo hizo por amor a la Virgen o simplemente por simple tacañería. A partir de entonces, esta imagen de la Inmaculada, advocación tan común en la ciudad, fue conocida como “La Sevillana”.

En la zona del presbiterio se sitúan una serie de lienzos de finales del siglo XVII: La Inmaculada contemplada por Duns Scoto (definidor del dogma de la Inmaculada Concepción de María), San Antón, Santa Catalina de Alejandría, San Pascual Bailón, San Diego de Alcalá y San Luis, obispo.

Bajo ellos observamos dos hornacinas que contienen dos grupos escultóricos, uno a cada lado: San José con el Niño Jesús y San Francisco Solano 

La media naranja de la bóveda del crucero está pintada al fresco por Herrera, el Viejo, con imágenes de San Francisco de Asís, San Luis de Anjou, San Bernardino de Siena, San Jácome de la Marca, San Pedro de Alcántara, San Juan de Capistrano, San Antonio de Padua y el propio San Buenaventura. Las pechinas muestran dos escudos de armas de los benefactores de la orden y dos ángeles que portan sendas cartelas: Videbant descendentem gloria Dimini super domun hanc y Domino de luxi decorem domus tua.

La bóveda de cañón de la iglesia muestra los ocho principales Doctores de la orden franciscana. En el lado del Evangelio aparecen fray Alejandro de Alés, fray Juan Moairon, fray Pedro Aurcolo y fray Nicolás de Lyra, en tanto que en la Epístola están fray Ricardo de Mediavilla, fray Guillermo Orckam, fray Francisco Ligueto y fray Francisco Titelman. Entre ambos grupos vemos cuatro medallones en los que se representan los símbolos bíblicos de los Doctores: Fuente, Concha, Pluma y Libro.

Iniciamos el recorrido del muro del Evangelio. El retablo de Nuestra Señora de la Soledad, acompañada por la Santa Cruz, es el primero de esta zona. Tallado y ensamblado por Manuel Guzmán Bejarano.

conven-8El retablo de la Virgen del Carmen, conocida popularmente como "la Virgen de la Batata”, ya que se veneraba en una pequeña capilla de cofradía pobre existente en el Postigo del Aceite, rodeada de puestos ambulantes que vendían batatas y otras hortalizas. Cuando se destruyó la capilla se trasladó a San Buenaventura.

Es una imagen de vestir, posiblemente del taller de Gabriel de Astorga. Llegó a San Buenaventura entre 1.890 y 1.895 (año en que murió el artista a una avanzada edad). Mide 1,50 metros y procesionó por única vez hasta la iglesia del Salvador en 1.982, con motivo de la Semana de Estudios Marianos.

conven-6Del siguiente retablo, La Coronación de la Virgen perteneciente a la escuela sevillana del siglo XVIII. En su altar reside actualmente una pequeña imagen de Santa Gema Galgani, santa italiana del siglo XIX muy popular por sus prodigios, que tiene un santuario a ella consagrado en Madrid, en el que se guarda un relicario con su corazón.

El retablo de San Antonio de Padua nos muestra a este popular santo sosteniendo al Niño Jesús con ambos brazos. Es de talla moderna, en tanto que el relieve de Dios Padre bendiciendo que vemos en el ático es del siglo XVIII.

Ya bajo el sotocoro aparece el retablo de la Inmaculada Concepción, también de Manuel Guzmán Bejarano, que se encuentra sin dorar. Está inspirado en el camarín del Retablo Mayor de la Iglesia.

Finalmente, también en el sotocoro, se expone una imagen moderna del Sagrado Corazón de Jesús.

A los lados de la puerta principal, practicadas sobre el mismo muro en que ésta se abre, vemos dos hornacinas: una de ellas muestra un santo vestido a la bizantina, con un hacha de largo mango en la mano izquierda (¿quizá san Judas Tadeo?). La otra contiene una santa con báculo de obispo en la mano derecha y un cáliz en la izquierda, probablemente Santa Clara de Asís.

La visita permite conocer una iglesia en magnífico estado de conservación, con obras muy interesantes, amplitud de horario e iluminación adecuada.

Información e ilustración extraída del Blog Leyendas de Sevilla - Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad, por Pepe Becerra (Septiembre-Octubre de 2012)

HORARIO DE MISAS

Laborables: 12:00h 19:00h 20:00h
Sábados: 12:00h 18:30h 19:30h 20:30h
Domingos y festivos: 11:00h 12:00h 13:00h 18:30h 19:30h 20:30h 

 

 

 

 

 

 

Comparte en tu red social

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter
volver arriba

 

escudo

Real, Ilustre y Franciscana Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Cruz en el Monte Calvario,
Santísimo Cristo de la Salvación y Nuestra Señora de la Soledad

C/ Santas Patronas 43 Acc
41001 - Sevilla
954 22 58 74
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Top of Page